PREMIO A LA CONCORDIA

PREMIO PRINCESA DE ASTURIAS DE LA CONCORDIA

 El Premio Princesa de Asturias de la Concordia a los sanitarios es un reconocimiento a un trabajo de equipo, basado en la experiencia, el conocimiento y el compromiso de los más de seiscientos mil profesionales del Sistema Nacional de Salud Español (SNS). Este es el ejercicio que ha hecho posible que hoy estemos contando los casos positivos con cifras que nos parecían imposibles hace pocas semanas.

 Más de 50.000 profesionales han enfermado y algunos han perdido la vida: muchos de los que han enfermado se quedarán con secuelas para toda la vida. Ninguno de ellos se preocupó por otra cosa que no fuese poner su conocimiento al servicio de cada paciente, en el hospital en el centro de atención primaria, en el domicilio o en la residencia sociosanitaria.

 Nadie sabía cual podía ser la evolución de la pandemia. Existía preocupación y miedo a enfermar o peor aún, a contagiarse y transmitir el virus a un familiar, hijos, pareja, mayores. Pese a todo nadie se ha quedado atrás a la hora de hacer lo que fuese necesario. Médicos, enfermeras, técnicos auxiliares de enfermería, técnicos de servicios diagnósticos, todos en primera línea de defensa frente a la pandemia.

   

 

Merecido premio y merecido aplauso que desde aquí hacemos extensivo a todo el equipo y a todos aquellos que no siempre se nombran. Celadores, trabajando diariamente movilizando pacientes, personal administrativo en los mostradores de los centros sanitarios, en urgencias, en consultas, en atención primaria, en salud mental…. o reorganizando las citas, tratando de localizar a la hora que fuese a los pacientes para pedir que no acudiesen o para que acudiesen a realizar un estudio. Personal de limpieza, limpiando con esmero, para que el resto pudiesen trabajar con la mayor seguridad posible. Trabajadores sociales, atendiendo tantas necesidades que aparecían a cada instante o personal de lencería, trabajando con intensidad para que se pudiese disponer de uniformes, al igual que la plantilla encargada de la Logística que ha distribuido material y equipos por todos los centros y residencias sociosanitarias a cualquier hora del día. A todo el personal de mantenimiento, que adaptó las instalaciones para adecuarlas a la nueva situación en un tiempo record.

Para todos ellos Nuestro Premio y Nuestro Aplauso.